15 preguntas para resolver cualquier problema

La resolución de problemas es una de las tareas que más se repiten en nuestro día a día como Gestor de Proyectos. Continuamente nos enfrentamos a situaciones que requieren de una capacidad analítica para entender la situación y buscar una solución adecuada sin sacrificar excesivamente los límites de recursos, tiempo, alcance y calidad de nuestro proyecto.

Como ya hemos adelantado en el párrafo anterior, el primer paso cuando afrontamos un problema es realizar un buen análisis de la situación. Si empezamos buscando una solución antes de entender completamente el problema corremos el riesgo de invertir recursos en el camino equivocado, algo que sin duda debemos encargarnos de evitar.

Aunque muchas veces nuestro análisis intuitivo de los problemas es muy correcto, no está de más recordar qué preguntas deberíamos hacer durante dicho proceso de análisis.

La tabla siguiente nos muestra una lista de quince preguntas agrupadas en categorías y tipos. En la tabla vemos que hemos de preguntarnos en cada categoría (alcance, tiempo, lugar, recursos y proceso) tres cosas básicas: de qué estamos hablando, por qué es así y qué otras posibilidades tenemos.

Una vez hayamos respondido a las quince preguntas anteriores podemos estar seguros de haber analizado detalladamente tanto la situación como las posibilidades existentes. Tras realizar este ejercicio, el escoger la combinación idónea de posibilidades en cuanto a alcance, tiempo, lugar, recursos y proceso se convierte la mayoría de las veces en algo evidente.

Aunque estamos seguros de que de una manera intuitiva intentas pensar en la respuesta a las preguntas de la tabla anterior antes de decidir cómo actuar ante un problema, sin duda que muchas veces debido a la presión y a la falta de tiempo en el proyecto los jefes de proyectos tendemos a obviar alguna de las mismas. Esto hace que, tras un tiempo, veamos cómo el plan de acción no está siendo efectivo o nos está llevando en la dirección equivocada. Es por eso que te proponemos repasar las quince preguntas de manera consciente antes de tomar tus próximas decisiones hasta que las interiorices completamente y estés seguro de no olvidar ningún aspecto de los listados antes de tomar una decisión. Esto sin duda aumentará tu capacidad de análisis y la calidad de tus decisiones.

Deja un comentario