Las características de un buen líder y cómo entrenarlas

Como gestor de un equipo partes con ventaja a la hora de ser visto como un líder, ya que tu propio puesto de trabajo invita a pensar que tienes las cualidades necesarias para el liderazgo. Sin embargo, para mantener dicha posición de ventaja y continuar siendo visto como un líder por los integrantes de tu equipo, deberás ocuparte de mostrar algunas características que te hacen ser percibido como tal. A continuación repasamos dichas características y damos algunas recomendaciones al respecto.

Lider de equipo

Interés por los trabajadores

Los integrantes de tu equipo deben percibir que sus problemas, logros observaciones o reparos te interesan. Para mostrar interés deberás evitar en todo lo posible desviar la mirada durante las conversaciones, atender al teléfono móvil o interrumpir a tu interlocutor mientras tengas una charla con cualquiera de las personas asignadas a tu proyecto. Estos detalles marcan la diferencia, ya que lamentablemente en la mayoría de los casos estarán acostumbrados a ser interrumpidos constantemente cuando hablan con una persona de mayor rango en la empresa. Ante todo te recomendamos no atender al teléfono móvil durante una conversación con uno de tus trabajadores puesto que esta situación es percibida como un gran menosprecio hacia los mismos.

Sinceridad

Debes ser sincero de cara a tu equipo a la hora de hablar de objetivos, plazos, posibles consecuencias o premios por objetivos. Algo que muchos jefes de proyecto hacen pero no recomendamos en absoluto es manejar fechas internas que no se corresponden con las exigencias reales, ya que cuando dicha estrategia se descubre el equipo pierde la confianza en su jefe de proyecto. Además, apunta e intenta cumplir con todas las promesas que hagas, desde aclarar algo con un cliente hasta realizar una cena con el equipo de trabajo. Debes transmitir al grupo que eres una persona que mantiene su palabra.

Curiosidad

Está relacionado con el primer punto, aunque en este caso se refiere más a tener curiosidad por el trabajo, la situación de tu equipo. Es decir, no esperes a que las personas te cuenten algo. Pregunta activamente, interésate por tu equipo. Esto también es aplicable a la vida privada en tanto en cuanto dicha vida privada sea compartida en el entorno de trabajo. Hay muchos líderes que anotan datos personales de sus trabajadores tales como los nombre y fechas de cumpleaños de sus hijos. De esta manera son capaces de mostrar interés personal por los mismos.

Empatía

Reflexiona sobre los gestos o expresiones de los demás, intenta registrar cómo se sienten interpretando su lenguaje no verbal. Muchas veces es necesario no solamente escuchar, sino también observar. Aunque la empatía es una capacidad innata en muchas personas, sin duda se puede aprender mucho sobre lenguaje corporal mediante libros, videos o cursos sobre el tema.

Buen comunicador

Debes trabajar en la manera de transmitir experiencias, relatar reuniones, asignar paquetes de trabajo, etc. El uso de diferentes tonos de voz, lenguaje corporal, metáforas, jugar con el ritmo en la narración y otros muchos aspectos hacen que tu equipo se interese especialmente por lo que estás contando, que disfrute escuchándote y que se sienta motivado por tu discurso. Recomendamos que te mires al espejo o grabes cuando estés contando algo. Observarte a ti mismo mientras cuentas una historia o gestionas una reunión de dará pistas sobre los puntos en los que debes trabajar más para ser mejor comunicador. Este es quizás el punto más difícil de practicar pero a la vez uno de los más importantes, así que te animamos a incidir en él.

Conclusión

Ser percibido como un líder es imprescindible para lograr el éxito gestionando un proyecto, y la capacidad de liderazgo es además uno de los seis factores motivantes para un equipo.

Reflexiona sobre los aspectos de un buen líder, identifica aquellos que crees que debes mejorar y pon atención a los mismos durante las próximas semanas. Estamos seguros de que notarás un cambio positivo en cómo el resto del equipo te percibe y a medio plazo te resultará más fácil dirigir reuniones y proyectos.

Deja un comentario