Áreas de conocimiento – Riesgos

Esta área de conocimiento se ocupa de la correcta identificación, análisis y gestión de los riesgos que afectan al proyecto.

Una identificación prematura de los riesgos nos facilitará planificar acciones para neutralizarlos o minimizar sus consecuencias. En caso de no ser posible, entonces nos posibilitará cuantificar su repercusión y considerarla en las cifras del proyecto para evitar sorpresas.

Una identificación de riesgos suele realizarse en grupo mediante técnicas de brainstorming. Una vez identificados los riesgos es necesario cuantificarlos. Para ello tenemos dos factores:

1 – Impacto económico. Es el coste que se produce en el proyecto en caso de que el riesgo se materialice.

2 – Probabilidad de ocurrencia. Representa una estimación de la probabilidad de que ese riesgo que produzca y afecte a nuestro proyecto con el impacto definido arriba.

El efecto del riesgo en nuestro proyecto será el resultado de multiplicar los dos factores anteriores. Por ejemplo, podemos considerar el retraso en la entrega de un componente crítico por parte de un suministrador. Su impacto sería nuestro retraso en la finalización del proyecto, con una penalización por contrato de, por ejemplo, 500.000 €. ¿Cuál es la probabilidad de que esto ocurra? Después de hablar con el departamento de compras, y dado que este suministrador ha entregado puntualmente en casi todos los proyectos anteriores, estamos de acuerdo en que asignaremos una probabilidad de un 10% a este riesgo. Por lo tanto, este riesgo se valora en (500.000 x 10% =) 50.000 € en nuestro proyecto.

De manera similar analizaremos todos los riesgos y los valoraremos en una tabla. Más adelante debemos planificar acciones bien para neutralizar o responder a esos riesgos en caso de aparecer.

Además es muy recomendable organizar reuniones periódicas para repasar la lista de riesgos y las acciones asignadas, así como para eliminar aquellos que ya no sean válidos y añadir posibles nuevos riesgos.

Desde Gestión de Proyectos Master recomendamos actuar de la misma manera también para las oportunidades ya que la neutralización de riesgos tiene un efecto positivo equivalente a la realización de oportunidades. Ejemplos de oportunidades son: reducción de costes optimizando el uso de material, reducción de costes subcontratando una parte del proyecto, contratación de servicios adicionales…

2 comentarios

Deja un comentario